• Mecanizados Inter2000 SLU

"LA INNOVACION, MOTOR DE CRECIMIENTO DE LA EMPRESA"

Una imagen vale mas que mil palabras pero un ejemplo real también.


La innovación clave para crecer

Hoy viernes os presentamos un ejemplo real de como una pyme dedicada a la fabricación de herramientas de diamantado está plantando cara a los retos que tiene ante si mediante la innovación.

Herramientas de diamantado

Consiguen herramientas para pulir piedra natural solo con diamante. Lo hacen en óptica y vidrio plano cuando nadie apostaba por estos sectores. Patentan el sistema y consiguen abrir mercado en Belgica y Reino Unido, desarrollando dispositivos y tecnologías para ayudar a sus clientes a perfeccionar sus propias ideas. Herramientas inteligentes y conectadas para que el cliente consiga fabricar un gran producto.

Herramientas de diamantado

Pomdi no pretende ser el mayor fabricante de herramientas diamantadas del mundo, su objetivo es llegar a ser el mayor experto en aplicaciones concretas, a nivel global y esto nos encanta.


El post lo hemos preparado a partir de una publicación en la Revista Digital "Empresarios del Henares" y lo podréis leer en su integridad.


Revista digital " EMPRESARIOS DEL HENARES "

12 Abril 2021


" David Pozo Fernández, director general de la compañía, explica los orígenes de Pomdi como empresa familiar.


"Pomdi nació en 1972. El padre de mi socio y mi propio padre trabajaban en una multinacional del sector, vislumbraron las posibilidades que tenían las herramientas de diamante en nuevas aplicaciones como la óptica o el vidrio, y decidieron lanzarse a esta aventura empresarial.


Salió bien, llegaron a tener una oferta de adquisición y se reunieron con nosotros, para ver si estábamos interesados en seguir con la empresa. Y como he dicho, sus hijos siguen siendo más de 40 años después los propietarios y seguimos siendo socios”.


¿Cuáles diría que son los aspectos más positivos de este tipo de compañías?


Quizá la perspectiva a largo plazo sea el aspecto más positivo en la empresa familiar. El concepto de legado en muchos casos supera a la idea de rentabilidad o de remuneración del accionista. Evidentemente no es lo mejor desde el punto de vista financiero de ese accionista, pero desde luego es mucho mejor para la empresa, que suele tener un colchón de recursos propios, de “beneficios no repartidos” que le permite sobrevivir en tiempos difíciles o crecer sin un apalancamiento excesivo. Creo que en las empresas familiares ciertas decisiones “corporativas”, como puede ser un reparto de beneficios o una inversión importante, se toman teniendo en cuenta también el legado que has recibido y el legado que puedes dejar. Normalmente no tienes que calmar a unos accionistas ávidos de dividendos.


Háganos una radiografía de la compañía a día de hoy: número de empleados, evolución de la facturación y proyección de ingresos futuros, mercados en los que están presentes, sectores a los que se dirigen, etc.


Actualmente somos 35 personas trabajando en Pomdi. La gran mayoría está en producción, porque seguimos siendo una empresa que fabrica más del 70% de lo que vende. Hemos sufrido las crisis que se han ido sucediendo en España, dado que nuestras ventas aún son nacionales en un 75%. Tenemos la suerte, o hemos tomado esa decisión estratégica correcta, -como se quiera ver-, de tener una clientela muy diversificada, en sectores que van desde la industria (aeronáutica, automoción…) a la construcción (vidrio plano, piedra natural,..) y, por tanto, las crisis nos han afectado menos, pero aún estamos por recuperar los niveles de facturación récord de 2007, que fue de casi 4 millones de euros.


Como he comentado, el origen de Pomdi es el inconformismo de sus socios fundadores, que creían en la aplicación del diamante en sectores que no eran tradicionales. Así, que desde el principio hemos confiado en la innovación como motor de crecimiento de la empresa. “Meternos en todos los charcos” es muy “pomdi”, es lo que nos ha ido proporcionando oportunidades siendo pioneros usando el diamante en óptica y vidrio plano cuando nadie apostaba por estos sectores; conseguir pulir piedra natural sólo con diamante gracias a participar en un proyecto europeo allá por el IV Programa marco; lograr una patente en 2011 para herramientas para vidrio; ahora vamos a por las herramientas inteligentes.


Su proceso de internacionalización comenzó a partir de la crisis de 1993. ¿Cómo ha sido su evolución hasta el día de hoy?


En 1993 empecé a trabajar en la empresa, en el departamento comercial, y nos dimos de bruces con la crisis post olimpiadas. No había más remedio que tomarse la exportación en serio y nos centramos en Latinoamérica, y en el mercado del vidrio plano: Chile, México, Argentina, Colombia. Sin embargo en Europa es ahora cuando estamos teniendo la oportunidad de introducirnos gracias a la innovación. Antes competíamos con fabricantes europeos y no podíamos ofrecer nada diferente. Ahora sí. De la mano de esta patente estamos consiguiendo abrir mercado en Bélgica, en Reino Unido… Está claro que la innovación es nuestra única oportunidad para seguir creciendo en los mercados internacionales.


Y de cara al futuro, ¿cuáles son las principales áreas de trabajo internas de la compañía a desarrollar? ¿Qué sectores y mercados serán los más destacados?


Actualmente estamos en un momento de profunda revisión estratégica. Hemos redefinido nuestra misión: “desarrollamos dispositivos y tecnologías para ayudar a nuestros clientes a perfeccionar sus ideas”, ya sea un avión, o un cuchillo de cocina. Los dispositivos serán básicamente herramientas de diamante, pero también incorporaremos tecnología, serán herramientas inteligentes y conectadas, con un objetivo claro: que nuestros clientes consigan fabricar un gran producto.


Este cambio nos obliga primero a desarrollar unas competencias de las que actualmente carecemos, en sensores, en IoT, incluso en inteligencia artificial. Tanto a nivel interno, ya que tenemos que aprender a incorporar estas tecnologías; como a nivel externo, ya que además de buscar centros de innovación especializados en procesos industriales como IDEKO, con los que acabamos de suscribir un acuerdo de colaboración, tenemos que encontrar otros cuyo conocimiento está más relacionado con los datos y su gestión.


Por otro lado, estos dispositivos inteligentes y tecnológicos nos van a permitir una mayor expansión internacional gracias a esa conexión, y a la especialización y optimización de cada dispositivo a cada nicho concreto de mercado. Nuestro objetivo es llegar a ser el mayor experto en unas aplicaciones concretas, a nivel global; no llegar a ser el mayor fabricante de herramientas diamantadas del mundo.


El reto de la digitalización de la pyme sigue siendo tal a día de hoy, ya que en general en España esta tasa no es muy elevada. ¿Ha acelerado la pandemia este proceso? ¿En el caso particular de Pomdi, cómo se está gestionando?


La transformación digital implica tanto mejoras en la eficiencia de las operaciones como cambios profundos del modelo de negocio. En Pomdi estamos actuando en las dos vías. Por ejemplo, estamos terminando de implantar una aplicación para emitir las facturas digitalmente, y a la vez estamos en un proyecto de desarrollo de un portaherramientas con sensores. De hecho, estamos mucho más centrados en esos posibles nuevos modelos de negocio, ya que creemos que serán más decisivos que las mejoras en eficiencia. Creo que es más importante el cambio de modelo de negocio que suponen Uber o Cabify; que el hecho de que usen coches eléctricos o no. Pomdi quiere ser el primero en plantear un cambio de modelo de negocio que sea rentable.


Cuando hablamos de industria 4.0, ¿a qué nos referimos? ¿Cómo de avanzado está su proceso de desarrollo en el mercado nacional? ¿Está la industria española concienciada e invirtiendo en ella?


La revolución de la industria 4.0 es quizá un reflejo de lo que ha supuesto la revolución de internet. Antes teníamos ordenadores que nos ayudaban a dejar a un lado la máquina de escribir o la calculadora; igual que la industria tenía ya robots, control numérico y líneas automatizadas. Esa era la industria 3.0. Con la llegada de internet el cambio en nuestras vidas ha sido mucho más radical. Algo parecido es lo que está ocurriendo en la industria con la incorporación de todas estas tecnologías que se basan en los datos y en la conexión entre estos y el mundo real: big data, internet de las cosas, blockchain, fabricación aditiva, cobots, realidad aumentada, gemelos digitales… que no sólo están logrando mejoras de productividad muy relevantes, sino que están permitiendo nuevos modelos de negocio. La industria española está avanzando, sobre todo, en el camino de la productividad, con algo más de retraso las pymes. Pero creo que nos queda mucho en cuanto a los nuevos modelos de negocio, y ahí está el verdadero reto de la industria 4.0


Ustedes forman parte de la Asociación de Empresarios del Henares, que con gran acierto preside Jesús Martín Sanz. ¿Por qué en la Asociación, qué les aporta y viceversa?


Pomdi está en AEDHE casi desde el principio: somos una pyme y AEDHE nos proporciona voz y oído. Voz con suficiente fuerza para tratar con las administraciones, con los sindicatos. Y oído para mantenernos actualizados tanto sobre la ingente normativa que nos asola, como sobre ayudas y proyectos en colaboración con otras empresas. Pero no son estas las únicas razones por las que seguimos en AEDHE y por las que cada vez estoy personalmente más involucrado en la asociación, primero como presidente de la comisión de Innovación y ahora además como uno de los vicepresidentes. También cumple AEDHE con funciones que redundan en beneficios para todos los empresarios, para el ecosistema productivo del corredor del Henares. Lleva mucho tiempo sirviendo de nexo, de catalizador para conseguir que todos los actores del ámbito económico: empresas, sindicatos, la universidad, ayuntamientos y la Comunidad de Madrid aúnen fuerzas en aras de mejorar la competitividad global de este territorio. De ello tiene gran culpa Jesús Martin, que ha conformado un gran equipo de técnicos en la asociación y además ha conseguido que muchos de los socios aportemos nuestras ideas a través de las distintas comisiones.


En efecto, es esperanzador ver cómo la asociación está impulsando muchos de los proyectos que pueden hacer que el corredor del Henares sea de nuevo un motor económico, aprovechando al máximo sus ventajas, y creando y manteniendo el empleo que esta pandemia amenaza con destruir. Por citar algunos de los más relevantes:


  • AEDHE es entidad de enlace de la innovación y gestiona una plataforma donde intervienen todos los actores del ecosistema de innovación del corredor.

  • Actualmente estamos intentado que el cluster de big data de Madrid, promovido también por AEDHE, se convierta en European Digital Innovation Hub y ayude, en especial a las pymes, en su proceso de transformación digital. El reto es digitalizar la colaboración entre empresas de la misma cadena de valor.

  • Desde otra perspectiva AEDHE está firmando pactos locales, junto a los sindicatos, con muchos de los ayuntamientos del corredor como Alcalá o San Fernando, para realizar propuestas para reactivar económicamente el corredor. En definitiva AEDHE no sólo ayuda a los socios con sus servicios, sino a todo el tejido empresarial, y, por ende, a todos los ciudadanos del corredor del Henares.



MECANIZADOS INDUSTRIALES , TALLER DE MECANIZADO, MECANIZADO DE PIEZAS BARCELONA, CNC BARCELONA, FABRICA DE PIEZAS A MEDIDA BARCELONA, EMPRESAS DE MECANIZADO EN BARCELONA, MECANIZADO POR ARRANQUE DE VIRUTA, EMPRESA DE CNC, MECANIZADOS INDUSTRIALES, TALLER DE MECANIZADO, DECOLETAJE BARCELONA, PIEZAS METALICAS A MEDIDA, DECOLETAJE INDUSTRIAL, EMPRESAS DE DECOLETAJE, FABRICACION DE PIEZAS INDUSTRIALES, CENTRO MECANIZADO CNC


I.H

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo