• Mecanizados Inter2000 SLU

LA SOBERBIA CONSTITUYE EL PEOR DEMONIO PARA LA EMPRESA FAMILIAR

Hacemos nuestra esta afirmación y reproducimos la entrevista a Jordi Tarragona, consejero de familias empresarias y publicado en la revista digital DIFUSIONSPORT, en fecha 18 de junio por considerar de interés para las pimes familiares.


Jordi Tarragona ,coach empresas familiares

" Difusionsport

18 de junio 2020


Después de treinta años al frente de una empresa familiar de tercera generación, Jordi Tarragona, autor del libro publicado por Profit Editorial “Ángeles y Demonios de la Familia Empresaria”, iniciaba otra faceta igualmente interesante: la de ayudar a otras familias empresarias acerca de cómo manejar su negocio; algo de lo que se siente tan satisfecho «como de haber ayudado en nuestra empresa a que muchas personas crecieran profesionalmente y, con ello, contribuyeran a que a creciera nuestro negocio. Los buenos recuerdos de aquella etapa están vinculados a las personas con las que tuve ocasión de relacionarme y con las que estrechamos lazos a través de la colaboración continuada».

Planes de viabilidad para la empresa familiar en tiempos de incertidumbre

Precisamente este lunes, 29 de junio, Jordi Tarragona imparte un webinar dirigido a empresarios: Planes de viabilidad para la empresa familiar en tiempos de incertidumbre. Las personas interesadas pueden inscribirse en esta actividad, que se iniciará a las 10:30 horas y está organizada por el Colegio de Censores Jurados de Cuentas de Cataluña, a través de este enlace.

Los jóvenes ya no se sienten tan obligados a seguir la actividad de los padres.

Cierto. Pero algunos también sufren el síndrome del príncipe de Gales, que no ve el día en que pueda reinar. Y en estos momentos en los que la esperanza de vida es más larga que nunca existe una tentación en el empresario de hacer un pacto con el diablo para seguir al frente de la compañía. Es entonces cuando emerge la procrastinación y el relevo se posterga y se posterga… ¿Los motivos? Son tres, principalmente: el no saber qué hacer una vez abandonada la actividad o cómo ocupará el tiempo; de qué podrá vivir o cuáles serán sus fuentes de ingresos; y la falta de confianza en quien debería continuar la actividad.

En su nuevo libro, nos habla de “ángeles” y “demonios” en la familia empresaria. ¿Quiénes son esos “ángeles” y “demonios”?

Los “demonios”, a los que reúno bajo el acrónimo de OCAIDIS, son siete, como los pecados capitales: olvidar que la base es la empresa; confundir la propiedad con la capacidad para liderar una empresa (que tiene que estar profesionalizada); “adnización”, en el sentido de creer en que la genética garantiza transmitir esa capacidad y voluntad empresarial; incomunicación; desafección (ya sea por pérdida de interés hacia la empresa, porque no trabajan en ella, por el desapego de las nuevas generaciones); improvisar (el más común), en ocasiones escudándose en que los quehaceres diarios impiden hacer frente a los temas relevantes de la familia empresaria; y, el peor de todos, la soberbia, el pensar que esto a nosotros no nos ocurrirá…

«A veces asistimos a una caída de las ventas… y automáticamente procedemos a rebajar el precio en vez de identificar dónde reside el problema»

Vistos los “demonios”, hablemos de los “ángeles”

Aquí enumero diez. El primero, el exorcismo, con el que pretendo identificar los “demonios”, ser conscientes de su existencia, erradicarlos y constatar su exterminio. En segundo lugar, el genograma, fusión de un árbol genealógico y un diagrama y que estudia la familia como sistema y las relaciones que se tejen entre sus distintos miembros, donde asistimos a un constante reequilibrio con la irrupción de nuevos miembros. El tercero es el diagnóstico, que nos permite discernir entre síntomas y causas, pues a veces asistimos a una caída de las ventas… y automáticamente procedemos a rebajar el precio en vez de identificar dónde reside el problema, que puede estar en una alteración en la cadena de suministro. El cuarto es el árbol de las decisiones, analizar cómo se adoptan, si con el corazón o con la cabeza. Tomar las decisiones con el corazón no es malo, pero hay que racionalizar ese proceso y ser consciente de que se ha cedido a lo que realmente nos motiva.

Sigamos con el quinto…

Los círculos, donde coinciden la propiedad, la familia y la empresa. Su entrecruzamiento nos permite identificar hasta siete subconjuntos de sujetos vinculados a la empresa familiar, con sus distintos y legítimos intereses. El sexto es el Canvas, una suerte de tablero donde colocaríamos distintos post-its y que nos darían una idea  del modelo de relaciones entre la familia y la empresa. En séptimo lugar, la constitución, las normas por las que deben regularse las relaciones entre empresa y familia.

Nos quedan tres.

Que ya no son “ángeles”, sino que los denomino “arcángeles”, porque son clave. El primero, la comunicación, sin cuyo concurso no consiguen funcionar los siete ángeles anteriores. Y hay que tener en cuenta que la base para comunicar no es hablar, sino preguntar y entender. El segundo “arcángel” es la planificación, de la que ya hemos hablado; y no solo la del relevo sino la del trabajo o la fiscal. Y, por último, tenemos las estructuras, que debemos construir para que la empresa se mantenga en todo momento, independientemente de los avatares que puedan sufrir tanto el negocio como la propia familia.

«La mujer en la empresa familiar facilita el entendimiento entre hermanos»

La cada vez mayor presencia de la mujer en el entorno profesional, ¿cómo ha repercutido en la empresa familiar?

La mujer en la familia empresaria ha jugado históricamente un papel fundamental. Nos guste o no, por razones biológicas, el vínculo de la madre con los hijos suele ser más alto que el que tejen los padres. Por otra parte, la mujer puede ejercer como madre, como cónyuge o como hija, en la familia empresaria. Como madre, hace las veces de palo mayor en un velero, aglutinando a la familia como nadie. Cuando los hijos se pelean entre sí, es ella quien contemporiza, cuando el padre más bien acostumbra a fomentar la competitividad entre ellos. Cómo cónyuge suele asumir el papel de consejera. En el lecho conyugal hay relaciones horizontales, distintas a las verticales. Y un codazo en la cama diciendo “fíjate en lo que ha hecho tu hermano” puede resultar muy impactante. Como hija, la relación con el padre, por razón de sexo, es distinta que la de los hijos, que pueden ser percibidos como competidores. Hay que señalar que, en la actualidad, a nivel formativo las mujeres están igual o más preparadas que los hombres; entre oras cosas porque maduran antes. Los techos de cristal se han ido rompiendo cada vez más, en lo que supone un reflejo de la sociedad y de su evolución. La ley sálica contemplaba que las descendientes no recibieran acciones de la empresa… Ahora esta costumbre ha cambiado, como la de mantener la figura del heredero, que tenía su sentido en la sociedad agrícola para proteger el patrimonio. Además, la mujer en la empresa familiar puede facilitar el entendimiento entre hermanos; ejerce de mediadora, de canal de comunicación, adoptando incluso ese papel que hasta entonces asumía la madre.

Por último: ¿qué peso tendrá la empresa familiar en el retail del futuro?

Mercadona, Inditex, Walmart, El Corte Inglés, Decathlon, Auchan… Todas ellas son empresas familiares; y nada menores. La empresa familiar continuará teniendo un importante peso en el retail. Otra cosa es que su modelo de negocio pueda ser más virtual. Lo que está claro es que la empresa familiar refleja los valores de la familia: amor, comprensión, apoyo… En este sentido, el retail, más allá del producto y el precio, está condicionado por sus valores, entre los que se hallan el amor al cliente o el respeto a sus empleados."


MECANIZADO DE PRECISION, TALLER DE MECANIZADO, MECANIZADO CNC, MECANIZADOS INTER 2000, DECOLETAJE, TRANSFERS, OFICINA TECNICA